Análisis del consumo de suplementos deportivos en esgrimistas de élite según sexo y nivel competitivo.

Resumen

Fondo:

El objetivo de este estudio fue analizar el consumo de suplementos deportivos (SS) en esgrimistas de nivel competitivo y comparar diferencias según sexo y nivel competitivo (internacional y nacional).

Métodos:

Un total de 49 esgrimistas (18 hombres y 31 mujeres) de nivel nacional (n = 16) e internacional (n = 33) completaron un cuestionario con preguntas sobre el consumo de SS y las posibles repercusiones en la salud y/o el rendimiento deportivo. Los resultados fueron analizados en base a las diferentes categorizaciones establecidas por el Instituto Australiano del Deporte (AIS), así como por sexo y nivel de competencia al que pertenecían los participantes.

Resultados:

El 46,9% de los tiradores ha consumido SS siendo la principal motivación la mejora del rendimiento (34,2%). Los médicos fueron los individuos que tenían más probabilidades de aconsejar a los hombres que consumieran SS (50,0% frente a 5,6%; OR = 3,29 (1,50-7,20)). Los amigos eran más propensos a aconsejar a las mujeres (38,9% frente a 8,3%; OR = 1,75 (1,05-2,93)). Los SS más consumidos fueron bebidas deportivas (44,9%), vitamina C (43,4%), barritas deportivas (38,8%) y cafeína (28,6%). En cuanto a las categorías de SS, se observaron diferencias en la interacción nivel·sexo en los suplementos médicos (p = 0,017). Además, hubo una mayor prevalencia de consumo de proteína de suero en mujeres (25,8% vs 0%; p = 0,020) y consumo de hierro en hombres (33% vs 6,5%; p = 0,039).

Conclusiones:

La prevalencia del uso de SS en esgrimistas se encuentra dentro de los valores reportados previamente en atletas del mismo nivel competitivo. No hubo diferencias por sexo y nivel competitivo en el consumo total de SS, ni en cada uno de los grupos de nivel de evidencia, siendo las bebidas deportivas, barritas y cafeína los SS más consumidos.

Palabras clave:

Atletas de élite; Ayudas ergogénicas; Esgrima; Nutrición deportiva; Rendimiento deportivo.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *