Hipoxia intermitente en nutrición deportiva, rendimiento, estado de salud y composición corporal.

Resumen

La hipoxia intermitente se refiere al uso discontinuo de niveles bajos de oxígeno en un ambiente normobárico. Estas condiciones pueden reproducirse en tiendas o cámaras hipóxicas mientras el individuo entrena en diferentes protocolos de actividad física. La hipoxia intermitente puede afectar varios sistemas del cuerpo, impactando la nutrición, el rendimiento físico, el estado de salud y la composición corporal. Por tanto, es necesario valorar protocolos, en cuanto a tiempo y frecuencia de exposición, exposición pasiva o entrenamiento en hipoxia y altitud simulada. A nivel molecular, el factor 1α inducible por hipoxia es el factor principal que media la inducción de genes diana, incluido el factor de crecimiento endotelial vascular y la eritropoyetina. El objetivo de estos cambios moleculares es preservar el suministro de oxígeno para la función cardíaca y neuronal. Además, la hipoxia produce una activación suprarrenal simpática que puede aumentar la tasa metabólica en reposo. En conjunto, estos cambios son fundamentales en los protocolos diseñados para mejorar el rendimiento físico, así como los parámetros funcionales para ciertos trastornos patológicos. Además, la nutrición debe adaptarse al aumento del gasto energético. En este último contexto, realizar actividad física en hipoxia intermitente mejora la sensibilidad a la insulina al aumentar la presencia del transportador de glucosa GLUT-4 en las membranas musculares. Estos cambios también podrían ser relevantes para el tratamiento de la obesidad y la diabetes tipo 2. Además, el efecto anoréxico de la hipoxia intermitente modula los niveles de serotonina y leptina circulante, lo que puede contribuir a regular la ingesta de alimentos y favorecer la adaptación del peso corporal para un rendimiento deportivo y una salud óptimos. Todas estas actuaciones sugieren que la hipoxia intermitente puede ser una herramienta muy eficaz tanto en el entrenamiento deportivo como en determinados protocolos clínicos.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *