Los patrones de disponibilidad de energía y de ingesta de carbohidratos diferencian entre la baja disponibilidad de energía adaptable y la problemática en las atletas

Resumen

Fondo:

La problemática baja disponibilidad de energía (EA) es el culpable subyacente de la deficiencia energética relativa en el deporte (RED), y se ha sugerido que sus consecuencias se exacerban cuando se acompañan de una ingesta baja de carbohidratos (CHO).

Objetivos:

Este estudio comparó la ingesta dietética, el estado nutricional y la aparición de síntomas de RED en grupos de atletas femeninas, mostrando diferentes patrones de ingesta de EA y CHO.

Métodos:

Atletas femeninas (norte = 41, edad media 20,4 años) de diversos deportes pesaron y registraron su ingesta de alimentos y entrenamiento durante 7 días consecutivos a través de una aplicación móvil asistida por fotografías. Los participantes se dividieron en cuatro grupos según los patrones de ingesta de EA y CHO: ingesta suficiente a óptima de EA y suficiente a óptima de CHO (SEA + SCHO), SEA y baja ingesta de CHO (SEA + LCHO), baja disponibilidad de energía y SCHO (LEA + SCHO), y LEA y LCHO (LEA + LCHO). Los patrones de SEA se caracterizaron por EA ≥30 y LEA por EA <30 kcal/kg de masa libre de grasa, y los patrones de SCHO se caracterizaron por una ingesta de CHO ≥3,0 y LCHO <3,0 g/kg de peso corporal durante la mayoría de los días registrados. La composición corporal se midió con absorciometría de rayos X de energía dual, la tasa metabólica en reposo con calorimetría indirecta y se recogieron muestras de sangre sérica para evaluar el estado nutricional. Los factores de riesgo conductual y los síntomas autoinformados de RED se evaluaron con el Cuestionario de baja disponibilidad de energía en mujeres, el Cuestionario breve de examen de trastornos alimentarios (EDE-QS), el Inventario de adicción al ejercicio y el Inventario de trastorno dismórfico muscular.

Resultados:

En total, el 36,6% fueron categorizados como SEA + SCHO, de los cuales 5/16 fueron atletas de deportes de pelota, 7/10 de resistencia, 1/7 de estética, 2/5 de categoría de peso y 0/3 de categoría de peso. De los deportistas LEA + LCHO (19,5% del total), el 50% procedía de deportes de pelota. Los atletas estéticos y de resistencia reportaron las mayores demandas de entrenamiento, con horas de entrenamiento semanales mayores para los deportes estéticos en comparación con los de pelota (13,1 ± 5,7 vs. 6,7 ± 3,4 h, pag = 0,012). Dos atletas LEA + LCHO y un atleta SEA + LCHO excedieron el límite de EDE-QS. LEA + LCHO evaluaron sus niveles de sueño y energía como peores, y ambos grupos LEA calificaron su recuperación como peor en comparación con SEA + SCHO.

Conclusión:

Las exposiciones repetidas a LEA y LCHO se asocian con un conjunto de implicaciones negativas en las atletas. En términos de estrategias de nutrición, la ingesta suficiente de EA y CHO parece ser fundamental para prevenir las ER.

Palabras clave:

disponibilidad de energía; mujer atleta; estado nutricional; deficiencia relativa de energía; nutrición deportiva.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *